DKV y Ayuda en Acción benefician a 634 personas con un programa innovador para prevenir la obesidad en niños y niñas en riesgo de exclusión social en las escuelas

Las dos entidades han implementado un programa de 33 talleres sobre hábitos saludables durante el curso 2018/2019 en escuelas de Zaragoza, Cornellà de Llobregat y Santa Coloma de Gramanet
Talleres de cocina

Gracias a la colaboración de la Fundación Alicia, se han impartido talleres dirigidos al alumnado de primaria y secundaria, y sesiones demostrativas dirigidos al profesorado y a familias.

El 95% de los participantes en el programa asegura comprometerse a tener una alimentación más saludable

DKV y Ayuda en Acción han presentado, en un acto en la Torre DKV de Zaragoza los resultados de la tercera edición del proyecto “Hábitos alimenticios y vida saludable para niños, niñas y familias en riesgo de exclusión social en España”, un innovador programa de talleres para contribuir a la prevención del sobrepeso y evitar la obesidad infantil desde el ámbito escolar. El proyecto, que se ha desarrollado con la colaboración de la Fundació Alicia durante el curso escolar 2018/2019, ha beneficiado a 634 personas, a través de sesiones prácticas dirigidas tanto al alumnado de primaria y secundaria, y talleres demostrativos dirigidos al profesorado y a familias.

El programa “Hábitos alimenticios y vida saludable para niños, niñas y familias en riesgo de exclusión social en España”, ha incluido un total de 33 talleres sobre hábitos saludables, donde los participantes han aprendido, a través de charlas y demostraciones culinarias, la importancia de alimentarse de forma equilibrada o del ejercicio físico regular, así como pautas para cocinar de manera saludable, entre otros contenidos, y han podido poner en práctica todas las recomendaciones y consejos.

De los 33 talleres impartidos, 9 se han desarrollado en 2 escuelas de Zarazoga, donde han participado 192 niños y niñas en riesgo de exclusión social; 16 han tenido lugar en 5 escuelas e institutos de Cornellà de Llobregat (Barcelona), además de 1 taller para familias sobre cocina de tradiciones saludables y 1 taller para profesorado sobre educación en la alimentación, con una participación total 200 personas; y 6 se han desarrollado en una escuela y un instituto de Santa Coloma de Gramanet, con 170 niños y niñas participantes.

El proyecto, que da continuidad a la colaboración entre DKV y Ayuda en Acción y consolida el trabajo realizado en las anteriores ediciones, contempla una propuesta de ámbito comunitario, impulsando la colaboración entre diferentes actores del territorio. Así, las actividades no inciden únicamente en el alumnado (de primaria y secundaria) sino que trabajan también con el profesorado, las familias y las entidades, desarrollando así todo el potencial educativo de la comunidad e incrementando el trabajo colaborativo en torno a una temática tan importante y transversal como son los hábitos de vida saludables.

Tal y como reconoce Marta Marañón, directora de Relaciones Institucionales de la Fundación Ayuda en Acción, los talleres han tenido una gran acogida entre los participantes. “Según las encuestas que hemos realizado a posteriori, el 95% de los participantes asegura comprometerse a partir de ahora a tener una alimentación más saludable y el 98% de los participantes asegura que tratará de tener una vida más sana mediante una mayor práctica deportiva o/y otros hábitos saludables. Sin embargo, solo el 42% entiende que la práctica deportiva y/o el juego al aire libre 1 hora casi todos los días es un hábito beneficioso para una vida saludable, un dato que, a pesar de que es 10 puntos superior a lo que muestra la encuesta de hábitos previa a los talleres, demuestra que es un área en la que es necesario incidir”.

En España, el 40% de los niños españoles tiene sobrepeso y 1 de cada cinco niños y niñas sufre obesidad. Además, los problemas de malnutrición afectan de manera más directa a las personas más desfavorecidas de la sociedad y tiene graves consecuencias en la infancia, que conducen a la discriminación, la marginación y a menor calidad de vida, por lo que “es necesario implementar acciones de promoción de hábitos alimenticios y vida saludable para niños, niñas y familias en riesgo de exclusión social, y abordar la problemática con estrategias conjuntas desde toda la sociedad y mediante un esfuerzo colectivo”, tal y como afirma David Camps, responsable de Innovación social y tercer sector de DKV.

Comparte esta noticia