Tipos de seguros

Hay varios tipos de seguros: obligatorios o voluntarios, públicos o privados,etc.

Tipos de segurosVoluntarios u obligatorios, según la obligatoriedad de su contratación

Son voluntarios los seguros que cualquier persona puede contratar libremente con cualquier entidad aseguradora.

Son obligatorios los impuestos por la ley, como el seguro obligatorio de automóviles. Algunos pueden contratarse con entidades privadas, como el de automóviles, y otros con entidades oficiales como la Seguridad Social.

Privados o públicos,según su carácter

Nacen que nacen de la iniciativa privada, se fundamentan en un contrato o póliza. Se pueden clasificar en 3 tipos:

  • Prestación de servicios: el asegurador garantiza la prestación de un servicio, cada vez que se produzca la situación que lo haga necesario para el asegurado.
  • Seguros personales: el asegurador garantiza que si el riesgo recae sobre la persona, su integridad corporal o su salud quedan cubiertos por su póliza.
  • Seguros patrimoniales: reparan daños y pérdidas sufridas a las cosas y al patrimonio, objeto de siniestro.  A su vez pueden dividirse en dos grupos:
    • seguros sobre las cosas, reparan las pérdidas materiales sufridas en los objetos y bienes patrimoniales.
    • Seguros de responsabilidad civil, garantizan al asegurado el daño que éste pueda causar a terceros (otras personas o bienes de otros) por los que él sea declarado responsable. La responsabilidad civil es la obligación legal que tiene una persona de reparar los daños causados a otra por su culpa o por la de otras personas de las cuáles él sea el responsable.

Los públicos se originan por mandato del Estado. Por ello su fundamento y contenido está ordenado por ley.

Individuales o colectivos, según el número de asegurados en un mismo seguro

En los individuales queda cubierto un solo individuo.

Los colectivos son cuando cubren a más de un individuo. En este caso, deberá existir un vínculo previo entre los miembros del colectivo, por ejemplo, ser familiares entre sí o pertenecer a una misma empresa.

De capital, de renta o de prestación de servicio, según la obligación asumida por el asegurado

Seguros de capital

En este tipo de contratos normalmente se garantiza el cobro por parte del asegurado de una cantidad económica, por una sola vez, si sucede el hecho previsto.

Seguros de renta

En este caso, lo percibido por el asegurado no es un capital (cantidad fija de dinero) sino el pago de una renta (cantidad estipulada de dinero) determinada durante un periodo de tiempo previamente fijado.

Seguros de prestación de servicios

La obligación a cargo del asegurador es prestar un servicio, como es el caso de los seguros de asistencia en viaje o de defensa jurídica.